Impactos de la RSE en Miltrescientosgramos

Impactos de la RSE en Miltrescientosgramos

El protagonismo que tienen las políticas de Responsabilidad Social Empresarial (en adelante, RSE) en el entorno de la empresa, suelen ponerse en entredicho. Un rápido análisis superficial quizás las sitúe como un elemento de escasa rentabilidad, incapaces de generar beneficio económico, y cuya única función no vaya más allá de aportar un “lavado de cara” a la propia organización, además de una buena dosis de satisfacción personal a los que formen parte de ella.

Infografía-IMPACTOS-RSE-Miltrescientosgramos-600

Semejantes conclusiones son identificadas rápidamente como erróneas si el análisis se vuelve más minucioso, más profundo, adentrándose en las particularidades que esta forma de llevar nuestro negocio puede aportar.

A lo largo de nuestra carrera, en el mundo empresarial, hemos escuchado a muchos que nos han ofrecido los mejores consejos y argumentos para permitirnos ser competitivos, pero nosotros, desde el primer día, apostamos por una actitud diferente: decidimos apostar por el  futuro, incorporando políticas de RSE.

En la práctica, no vamos a engañarnos. Una actividad cimentada en estrategias de RSE supone un esfuerzo inicial considerable, pues una de las condiciones indispensables para llevarlas a cabo correctamente no es otra que tener claro que los objetivos a cumplir deben planificarse a medio y largo plazo. Los estudios sobre las campañas RSE mal fundamentadas y elaboradas para “consumir en el momento”, nos dicen que esto conlleva cierta pérdida de reputación para la propia empresa, y le da un poco deseado aspecto de “empresa de usar y tirar”.

Creíamos entonces en la RSE, y creemos en la RSE ahora. Nuestra propia empresa es el verdadero ejemplo de cómo evolucionar hacia el éxito a partir de estrategias RSE a medio y largo plazo:

La importancia de nuestros proyectos no ha parado de crecer.
Se ha creado un efecto bola de nieve que nos ha servido no sólo para dotar a nuestra empresa de la seguridad suficiente para afrontar proyectos cada vez más ambiciosos, sino para que desde fuera se nos vea perfectamente capaces de conseguirlos.

Se generan nuevas líneas de negocio y se accede a nuevos clientes.
La RSE en sí es tan amplia en su concepción, que la forma en la que se adapte a las políticas de una empresa específica puede variar enormemente con respecto a las de otra. Esto nos demanda diferentes productos, vinculados al RSE pero muy diferentes entre sí, cuya incorporación atrae a nuevos clientes interesados en las nuevas líneas de negocio.

Nuestros números son mejores. Nuestros logros, infinitos.
Hemos demostrado que una estrategia RSE nos ha ahorrado cifras económicas impensables para una empresa pequeña. A partir de nuestros proyectos de voluntariado y voluntariado corporativo, hemos podido  disponer de un banco de recursos humanos tan rico como capacitado; nuestra contribución a la inversión social nos ha posibilitado acceder a ponentes para nuestros talleres que de otra manera hubiera sido muy difícil que trabajaran con nosotros; la manera sostenible que  adoptamos en nuestro día a día es una forma de ahorro evidente; nuestros proyectos y actos han proporcionado el impacto suficiente en los medios para que la prensa se haya hecho eco de ellos por sí misma, sin inversión en publicidad; nuestra constante preocupación por nuestros trabajadores y por sus condiciones laborales nos hacen ignorar las cifras de absentismo laboral que sitúan a nuestro país a la cabeza de Europa.

Posicionar nuestra marca.
La adopción de políticas RSE es el fundamento de nuestro comportamiento en el mundo empresarial, pero no nos hemos conformado con eso. Este talante nos ha permitido desarrollar y posicionar nuestra marca para diferenciarnos de nuestra competencia, y ésta quizás sea la auténtica clave del éxito: la RSE entendida como  herramienta de diferenciación.

Dame números, my friend.
Vamos a respaldar lo que acabamos de contar con unos cuantos datos que respaldan nuestras actividades por su repercusión en los medios, y para acabar una infografía que define perfectamente nuestro recorrido.
A través de acciones como GoUp!, Plaza Cantarranas, Los Desayunos Creativos de Miltrescientosgramos, Movember Day y Give&Gain Day hemos  conseguido grandes cosas.

Hemos creído oportuno compartir con vosotros lo que la RSE ha aportado en nuestra propia empresa, para demostrar que aquello que en un principio fue un acto de fe, hoy se trata de un hecho. Estamos convencidos y hemos sido testigos de primera mano, de que la incorporación de políticas y estrategias a medio y largo plazo son fundamentales para el éxito de una empresa, cualquiera que sea su actividad, ámbito o tamaño.

 

Comments (0)
Regístrate para comentar
Leerlos todos
 

Comment

Ocultar Comentarios
Volver

¡Este sitio web es único y necesitará de un navegador moderno para funcionar correctamente!

¡Por favor, actualiza!

Compartir