Consigue mejor posicionamiento para tu web: Imágenes y SEO

Consigue mejor posicionamiento para tu web: Imágenes y SEO

Aparecer en las primeras posiciones de Google es bien bonico gracias a nuestro amigo El SEO. Que por si no recuerdas bien o aún no lo sepas, el SEO (Search Engine Optimization) se trata de un conjunto de técnicas utilizadas para aumentar el tráfico de calidad hacia una web a través de la mejora de su posicionamiento en una página de resultados de un motor de búsqueda (como puede ser Google)

Hay varias técnicas que podemos realizar a través de nuestra web o  blog para: mejorar nuestro SEO y conseguir que los usuarios tengan una mejor experiencia cuando entren a nuestra página.
Nos gusta entenderlo como si Google premiaran a las webs que se preocupan por generar contenido de calidad, cuidado y detallado otorgándoles una mejor posición en el buscador. Es a lo que llamamos: contenidos más humanos que nunca.

Hoy, te traemos algo que a veces pasa desapercibido en cuanto a técnicas de SEO: las imágenes.
Y es que las imágenes son capaces de generar enormes cantidades de información desde los buscadores. Por eso: es muy importante aprender a optimizar nuestras imágenes para mejorar nuestro posicionamiento.

Mediante 4 técnicas sencillas conseguiremos importantes resultados y ofreceremos a nuestros usuarios una mayor usabilidad.

1. El texto alternativo


Muchas veces desconocido, otras veces ignorado, el texto alternativo (o atributo alt) ha venido con el SEO para quedarse.
Buscadores (como Google) llevan mucho tiempo desarrollando tecnologías para comprender lo que hay en una imagen. Para leer textos no tienen ningún problema, pero para el tema imágenes… ahí la cosa se complica.
Entonces ¿Cómo ayudamos a Google a que sepa de qué va nuestra imagen? Exacto: con el texto alternativo.
El atributo ALT es la forma en la que podemos explicarle al buscador de qué trata nuestra foto mediante texto.

¿Qué debe tener un texto alternativo correcto?
– Una descripción fiel del contenido de esa imagen
– Que contenga la palabra clave que te interese
– Intentar ser breve y conciso

En este ejemplo, quiero decirle a Google de qué trata la imagen que subo al blog para que me posicione mejor. Por lo tanto, en texto descriptivo añadiría: Portada de los Desayunos Creativos de Miltrescientosgramos.

Captura de pantalla 2015-03-10 a las 12.17.42

 

2. Las cosas por su nombre y el asdfdf.jpg (y  todas sus variantes)  en casa


El nombre del archivo debe describir muy básicamente el contenido de la foto. Si mi foto se titula manzanas-rojas.jpg, posiblemente nos encontremos ante la imagen de unas manzanas rojas.

Los títulos genéricos no nos van a posicionar nada así que vamos a aprovecharnos de esto y hacerlo bien. Google leerá nuestro título y posiblemente mejore nuestra posición.

Cosas a recordar al nombrar una imagen:
– Palabras básicas (recuerda que ya habrás descrito mejor su contenido en Texto Alternativo)
– Que de entre estas palabras, escojas las más descriptivas y/o las que tengan más relevancia: tipo de producto, nombre de la empresa, color, localización, mes, año…
Brevedad, títulos de pocas palabras. Evita determinantes, conjunciones…
– Utiliza guiones para separar una palabra de otra (verduras-frescas-valladolid.jpg)


Ejemplo con manzanas para SEO
Además, luego te darás cuenta que llamar a los archivos adfdedas.jpg o sintitulo.jpg no es absolutamente nada productivo. Teniendo todo clasificado por su nombre lógico nos hará encontrarlo enseguida cuando lo necesitemos.

3. Contexto e imágenes hechos el uno para el otro


Aquí vamos a hablar de una lógica aplastante: si la imagen tiene que ver con el contenido del texto ¡MA-RA-VI-LLO-SO! El texto apoya a la imagen y la imagen apoya el texto.

Si la descripción del texto o el título no tienen nada que ver con el propio contenido del texto del artículo, Google no nos va a saber posicionar con la misma importancia, punto.

Viniendo al caso, es buen momento para recordaros el uso de las leyendas en las imágenes que potencian mucho más la conexión entre texto e imagen. Teóricamente el uso de leyendas no mejora tu posicionamiento directamente, pero si al porcentaje de rebote. ¿Qué te quiero decir con esto? Pues que cuando un usuario busque un término y encuentre nuestra web leerá muy por encima nuestro texto para ver si le interesamos o no. Aquí entran en juego las leyendas, un uso que suele llamar la atención y que gracias a una rápida lectura, nuestro visitante va a saber si nuestro contenido le va a interesar o directamente cliquee el botón de marcha atrás.
Así que dicho lo dicho, las leyendas no mejoran tu posicionamiento pero sí los porcentajes de rebote y eso está bien.

ejemplo-seo-miltrescientosgramos

4. El tamaño importa


Para esto vamos a ser rapiditos:
archivos en jpg antes que en png. Sí, el primero reduce la calidad de una foto pero recuerda que estamos hablando de una web o blog, todo tiene que ir fluido.
– no más de 800px de ancho (aunque siempre dependerá de la plantilla de tu blog)
– intentar que no supere los 200Kb de peso y que no haya más de 5 imágenes
– una calidad media es perfecta para web

Esto te ayudará a cargar muchísimo más rápido tu página y esto a Google le mola.
¿Cómo reducimos tamaño o guardamos en .jpg? Nuestra primera recomendación sin duda es Photoshop y su opción Guardar para web. Con ella cambias tamaño, resolución, peso y tipo de archivo en un santiamén. Que no eres muy hábil con photoshop: Paint o Windows Photo Gallery.

Ejemplo de Photoshop para posicionar SEO

 

 

Comments (0)
Regístrate para comentar
Leerlos todos
 

Comment

Ocultar Comentarios
Volver

¡Este sitio web es único y necesitará de un navegador moderno para funcionar correctamente!

¡Por favor, actualiza!

Compartir