4 consejos para aumentar tu productividad si trabajas desde casa como freelance

4 consejos para aumentar tu productividad si trabajas desde casa como freelance

Trabajar desde casa tiene su aquel. Vamos como queremos, establecemos el horario que más nos convenga ante un amplio abanico de horas y no tenemos que disimular si escuchamos a OBK con volumen potente. (Solo recordad poned en privado el Spotify durante esos momentos de vergüenza ajena)

Pero la distracción puede alcanzar límites estratosféricos si comparamos la productividad desde casa VS oficina. (Esa fue una de las razones por las que decidimos crear el espacio de coworking más chulo de Valladolid: Rana cowork) Por ello, basándonos en A freelancer´s Guide to Staying motivated de la web Creative Market hoy os damos 4 consejos para convertir tu dulce hogar en un productivo centro de trabajo.

Trabajar en casa es muy peligroso, en todas sus habitaciones puedes encontrar una fuerte distracción y a veces se hace imposible ser productivo. Tener la cocina cerca, el cuarto de estar, el pasillo, el vidé… todo puede acaparar nuestra atención. Pero no temas, a pesar de lo difícil que puedan parecer esas cuatro paredes tan familiares, todo es posible con la práctica. Es posible conseguir enfocarse en el trabajo.

1. La técnica Pomodoro

Esta técnica practicada desde los 80 es una de las más populares como método de organización en el trabajo.
La cosa es sencilla: trabajas a fuego en tandas de 25 minutos (a cada tanda se le llama pomodoro) con pequeños descansos al final -entre 3 y 5 minutos-.
Para hacer un buen Pomodoro debes fijarte un objetivo de trabajo a cumplir,  cronometras los 25 minutos -y durar, eso es importante-, anotas cada pomodoro pasado, haces el descanso correspondiente y repites todo esto 3 veces con un descanso final de 15 a 30 minutos.

El éxito de esta técnica lo encontramos en la gestión del tiempo trabajado. Gracias a esto no interrumpes el flujo de trabajo, aumentas la productividad y reduces las posibilidades de cansancio.

Sabemos que parece un auténtico tostón esto de calcular tiempos y que si patatí que si patatá ya que bastante tenemos con continuar trabajando. Pero ¡ah amigo! las aplicaciones una vez más nos hacen un mundo mejor. Apps como Focus Booster te lo prepara todo, calcula tiempos y guarda tus pomodoros  pasados sin que tu te preocupes más allá de tocar un momento la pantalla y enterarte de que te toca descanso.

2. Espacio-oficina en casa

Trabajar desde la cama o el sofá no vale. A la larga no es nada productivo y estresa porque no se separa el trabajo del ocio y en casa ni te contamos.
Es realmente importante conseguir un espacio separado ya que con la distancia física entre el resto de la casa y la oficina podemos llegar a obtener efectos psicológicos de bienvenida,  de fin del trabajo y de relax. A su vez, esa zona del escritorio ayuda a enfocarte, te ayuda a estar a lo que estás. No tener algo a la vista consigue que ese algo también esté fuera de tu mente.

3. Crea un espacio productivo

Es profundamente necesario tener un espacio individual: aumenta la productividad y la motivación a trabajar.
Encontramos dos tipos de escritorios principales -casi como tipos de personas-. Tenemos por un lado el escritorio limpio y ordenado y un escritorio desordenado -del que dicen que aumenta la creatividad-.
Ninguno es mejor que otro asi que te recomendamos que pruebes y pruebes hasta encontrarte cómodo; y avisamos que lo ordenado no siempre es lo mejor… Steve Jobs, fan del minimalismo, trabajaba desde un despacho abarrotadísimo de cosas por aquí y por allá. Consigue un espacio a tu medida.


También es muy importante recordarte que tu zona de trabajo debe respirar aire fresco y obtener dosis de luz natural si es posible. Debemos de tener cuidado con la luz artificial ya que está demostrado que los reflejos en la pantalla de un ordenador producen dolor de cabeza y eso no es nada bueno.

4. Adiós a las distracciones online 

Está claro que internet es el mejor amigo de cualquier freelance -sobretodo en temas de inspiración-, pero la profundidad de internet es tan inmensa que podemos empezar buscando arte noruego y acabar viendo vines de gaticos o 25 fotografías de antes y después de actores de tus películas de la infancia.
Para ello podemos volver a tener apps a nuestro favor. Tenemos en el mercado una gran variedad de aplicaciones que bloquean temporalmente el acceso a webs por las que nos sintamos tentados. Estas apps suelen ser fáciles de usar y programar pero también fáciles de desbloquear… con un reinicio de ordenador puedes desactivar el filtro pero otras son realmente imposibles de desbloquear hasta que no haya pasado el tiempo de trabajo establecido. Aplicaciones como ColdTurkey, FocalFilter o SelfControl se pueden poner de nuestra parte.

Comments (0)
Regístrate para comentar
Leerlos todos
 

Comment

Ocultar Comentarios
Volver

¡Este sitio web es único y necesitará de un navegador moderno para funcionar correctamente!

¡Por favor, actualiza!

Compartir